Music Time

El contacto con la música

El contacto con la música es una experiencia bienvenida en todas las edades. Particularmente, en las etapas más tempranas, al trabajar activamente con los ritmos, las intensidades del sonido, el acompañamiento con el canto y con instrumentos musicales apropiados, ayuda a  generar las bases sobre las cuales se establecerá el aprendizaje de la música a medida que el niño crezca.

Además, propicia  la conciencia corporal, la coordinación, y, combinada con la autoexpresión y el movimiento creativo, induce a la exploración y apropiación del espacio. 

En los grupos de niños más pequeños del jardín, la actividad incluye pequeños instrumentos diseñados para esta área y específicos para la edad. En el caso de los niños de dos y tres años, se complementa con un taller de acercamiento a un instrumento musical una vez por semana. 

El objetivo primordial de esta propuesta es construir un espacio de exploración musical, sonora y de movimiento... siempre desde el juego, los relatos y las canciones, ampliando así la percepción de distintos sonidos, silencios, sensaciones.


Reconocer el paisaje sonoro que nos rodea en esta hermosa etapa exploratoria permitirá despertar el oído, comenzar a investigar y diferenciar las distintas formas de expresión sonora.

Una vez más el aporte de las neurociencias y la educación emocional brindan la base teórica que fundamenta esta propuesta. La música favorece el desarrollo integral del niño y es un gran vehículo del mundo de las emociones.